Historia

El Instituto fue inaugurado en 1963. En su origen, el Centro presentaba distinta estructura ya que sólo se construyeron los actuales pabellones azul y amarillo.

La Educación Física se impartía bien en el estadio Vivar-Téllez (¡al que se accedía andando!) o en el actual Colegio de los Olivos, donde había un descampado. Más tarde, el jardín delantero se acondicionó como pista de deporte. El recreo, por supuesto, debajo de los olivos.

Había una capilla que formaba parte de las instalaciones en los bajos del edificio de enfrente, la actual parroquia de San José.

El día de la inauguración fue accidentado ya que llovía abundantemente y los alumnos protagonizaron una pitada al Ministro de Educación: se le pidió un día de vacaciones para celebrar el evento y él contestó que no era quién para conceder vacaciones (¡!). Los alumnos se enfadaron y rompieron las pancartas.

El Centro contaba con un Director Espiritual, don Antonio Ruiz Olmedo, que todos los días, al inicio de las clases, reunía a los alumnos y les daba el lema espiritual de la jornada. Acto bautizado como el "Sermón de la escalera" por el lugar donde se realizaba. En este mismo sentido recordar que durante muchos años se hicieron ejercicios espirituales en la Capilla.

El Instituto era mixto porque en general no había más que un grupo por nivel. Cuando había mas de un grupo, se segregaban alumnos y alumnas.